Helomas

También conocidos como ojo de gallo en el pie o «callo», son lesiones hiperqueratosicas, redondas, que crecen hacia dentro y cubiertas de callosidad. Aparecen cuando un área del pie recibe una presión excesiva por parte del hueso y del calzado.